¿Por qué a las chicas nos gustan tanto los chicos malos?

porque a las chicas nos gustan tanto los chicos malos

¿Por qué a las chicas nos gustan tanto los chicos malos? Es la constante pregunta que nos hacemos todas. Y digo todas porque a todas en algún momento de nuestra vida, nos hemos fijado en el chico malo. Aunque todas digamos que buscamos a un hombre lindo, caballero y que nos haga sentir muy especial, la verdad de las cosas es que cuando nos encontramos con un chico malo automáticamente despierta en nosotras una mezcla de ADRENALINA, PROBLEMAS, CURIOSIDAD… Y bueno eso es porque el chico malo tiene la habilidad de sacar nuestro lado más problemático, es decir a nuestra chica mala interior. Lo gracioso es que, aunque algunas salgamos airosas  logramos ignorar este tipo de relación-tentación, hay otras chicas que pese a que hayan miles de carteles imaginarios con la palabra “Peligro, chico malo cerca” igual caen bajo sus encantos masculinos.

¿Qué es lo que realmente pasa si decides salir con este tipo de hombre? Bueno, al inicio te vas a divertir y hasta pensarás que con el poder de su amor él va a cambiar. Lamentablemente eso no va a suceder, como psicóloga puedo advertirte que la única manera que este tipo de hombres decida o quiera cambiar es porque él mismo tomó esa decisión y no por amor o por ti.

Y aquí la verdadera respuesta del porque las mujeres pese a que sabemos que todo saldrá mal, insistimos en salir (no como ligue, sino como novia) con este tipo de chicos: Porque queremos que cambie. Esto me recuerda a la escena de la película Simplemente no te quiere donde Gigi siempre está detrás de todos sus prospectos que casi siempre terminan siendo chicos malos hasta que uno de ellos le explica que el hombre que la ame va a ir tras ella, va a buscarla y se lo va a decir y por más intento que ella haga, jamás va a poder cambiar a un hombre porque esa es decisión de él mismo.  No seas una Gigi y si sales con un chico malo, acepta que simplemente no te quiere.

Un chico malo es algo toxico en la vida de cualquier mujer, y todas las cosas toxicas de nuestra vida deberían irse, debemos evitarlas o aún mejor, sacarlas nosotras mismas. Las malas relaciones nos sirven para aprender a no volver a caer en este círculo vicioso, a que una relación saludable  es aquella donde ambas personas se respeten, se amen y confíen la una en la otra. Recuerda que una relación es de dos y que los dos deben de tener reglas, planes y metas juntos para un futuro de pareja. No te encierres en una mala relación.

Aunque la lógica nos diga que caer en los brazos de un chico malo es un suicidio emocional, muchas mujeres siguen con chicos malos por razones de baja autoestima, por las ansias de “querer cambiarlo” o simplemente por costumbre. No gastes energía en querer cambiar a un hombre, no eres su madre. Tampoco te acostumbres al mal trato, hay malas costumbres que deben ser eliminadas. Y por último, No te apegues a él para cubrir tu falta de autoestima, quiérete y aleja todo lo toxico de tu vida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.