Descubre las mejores muñecas sexuales

Las muñecas sexuales son una de las últimas innovaciones del mundo de los juguetes sexuales. La principal peculiaridad de estos juguetes es que pretende simular y ser lo más parecido posible a un acompañante de cualquier sexo.

 

Como la gran mayoría del resto de juguetes sexuales, las muñecas y muñecos tienen como principal finalidad la autocomplacencia.

Y dentro de este ámbito, las muñecas se adaptan a los deseos y gustos de quien la demanda.

 

¿Para qué sirven las muñecas sexuales?

 

Como decíamos antes, la finalidad de las “sex doll” (también llamadas así) no es otra que la masturbación, pero, llevada a otro nivel, llevada a una mejor experiencia.

 

Las “damas de viaje” que era como se llamaban en sus orígenes, permite al consumidor una experiencia única y tantas veces como desee. Sin embargo hay que tener en cuenta que el uso de estas conlleva un desgaste y por tanto, el cuidado y limpieza de estas será algo indispensable e innegociable.

 

Llegado el momento de su limpieza no escatimaremos, utilizando todo el material necesario (jabón, antibacterias…). También será fundamental almacenarlo en un lugar adecuado.

 

Además algunas de sus beneficios son que evita las ETS, mejora la autoestima y el sueño y disminuye la depresión.

 

 

La gran variedad de muñecas que podemos encontrar

 

El mundo de las muñecas sexuales es inmenso. Hay que tener en cuenta que la gran mayoría de estas son diseñadas por el propio consumidor por lo que los límites los pone él o ella.

El elastómero termoplástico es un material que permite el diseño de muñecas hiperrealistas, por lo que es posible crear diseños con aspecto increíblemente parecido al humano.

 

Otro de los posibles materiales para crear muñecas sexuales es la silicona caracterizada por su gran flexibilidad para ser moldeada.

Este material destaca porque logra una apariencia parecida a la realidad, ya que permite la reproducción de los más mínimos detalles físicos, además es hipoalergénico y no se deforma con facilidad.

 

Ante esta realidad en la que el único límite es la imaginación nos encontramos con una gran variedad de materiales, medidas, características físicas…

 

El mercado nos ofrece una gran pluralidad de productos los cuales varían en material, precio, características…

Podemos encontrar como decíamos muñecas con un gran parecido a una persona humana, las cuales tienen un precio que oscila entre los 800 y los 3.000€.

La horquilla de precios como vemos es muy amplia esto se debe a que la complejidad y calidad de cada muñeca le otorga un precio acorde a esto.

 

Cabe recalcar también la existencia de muñecas más asequibles económicamente para aquellas personas que lo deseen.

Estas, tienen unas características algo menos realistas o incluso no tienen extremidades, sin embargo son también enormemente demandadas.

 

¿Cómo elegir adecuadamente tu modelo?

 

A la hora de determinar cuál es la que mejor se adapta a ti y tus necesidades deberás tener claro tanto aquello que buscas como el presupuesto del que dispongas.

Teniendo esto claro podrás elegir entre el gran abanico de posibilidades que ofrece el mercado.

 

Una de las grandes ventajas de este mercado es la posibilidad de comprar online. Esto te permite rastrear cómodamente el mercado y recibirlo en tu domicilio de una forma muy discreta.

 

Un mercado en auge

 

El mundo de las sex doll es un mundo en auge, y es que algo tan importante y beneficioso para el cuerpo como la autocomplacencia evoluciona como todo.

El mercado ofrece una gran variedad de productos y la posibilidad de personalizar a tu gusto algo tan íntimo como tus juguetes sexuales.

 

Ya conoces sus beneficios y las posibilidades que ofrece el mercado así como la posibilidad de comprar online.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.