¿Es buena idea comprar una vivienda a medias con tu pareja?

Ya tienes planes de casarte o, seguramente ya lo estás y te has planteado ¿Es buena idea comprar una vivienda a medias con tu pareja? La respuesta la hallarás con base a marcos referenciales que poseas o bien tuyos, o por parte de familiares o amigos cercanos.

Si eres residente de España, conocerás que tiene múltiples opciones para comprar piso en Tenerife, de manera que, considerar adquirirlo no te será tan cuesta arriba si lo has de planificar y asesorarte adecuadamente.

Sean bienvenidos (as) a deliberar en torno a este tema común.

 ¿Es buena idea comprar una vivenda a medias con tu pareja?

Los bienes y la pareja

Este asunto tan trivial es tratado a diario, la dualidad que tiene este asunto es la suficiencia económica, es decir, ningún joven que desee compartir habitación con su pareja, cuenta con los recursos económicos suficientes como para demostrar al banco que puede responder a las modalidades de crédito que este ofrece.

Por ello, han de considerar una opción mancomunada de lograr su sueño más anhelado… su techo.

Sin embargo, pensando en frío, podrán congeniar esfuerzos para lograr esta meta si así lo determinan, conscientes de la inversión que cada uno tiene en ella, de ocurrir cualquier separación.

A media ni las medias

Es una expresión popular en algunas culturas latinoamericana que si bien resulta un tanto jocosa, refleja la cruda realidad de la toma de decisión individual en cualquier circunstancia.

Cuando se trata de matrimonios, nunca pesamos separarnos, es decir, nadie se casa para divorciarse; aunque seas muchos los casos que por conveniencia o negocio así lo establezcan, no suele ser un hecho generalizado.

Por ello, proyectarse a conquistar significativa solvencia económica, a partir de la colocación en el mercado laboral de sus múltiples talentos, habilidades y destrezas y, adicional, poder conquistar un sueldo que le permita adquirir sus activos (vehículos, viviendas, cuentas de ahorro), determinará en gran medida sus decisiones conjuntas.

En consecuencia, si se compromete con otro ser humano que haya de posicionarse en la vida tal como usted, habría de decir, que ha hallado su media naranja, es decir, igual a usted, con las mismas tendencias, aspiraciones, recursos y esfuerzos que usted.

Si es así, ya no habría que comprar medias a medias.

 

Comparar vivienda en pareja

Si usted, ha decidido de forma conjunta adquirir un inmueble con su pareja, ha de plantearse de manera estratégica los posibles contras de esta decisión.

Es bien sabido, que un sueldo quizás no sea considerado por las entidades bancarias como valeroso para otorgar un compromiso de pago mensual, por ello, muchas parejas se ven en la necesidad de unificar esfuerzos para lograr tal anhelo.

Pero, tomando en cuenta las complejidades de la convivencia es compleja, más aún en dos seres que juegan a aproximar conocerse, es necesario plantearse ¿Qué haremos si la relación se acaba? Aquí te señalamos algunas opciones:

  • Redistribuir los gastos de forma equitativa
  • Coordinar la compra conjunta de equipos y mobiliarios
  • Hablar del tema y su posibles redistribución

 

Comprar vivienda sin pareja

Si usted, cuenta con la posibilidad de adquirir una vivienda con sus recursos económicos y préstamos del banco respectivamente, esta sería una decisión de por vida si logra procesar legalmente y declarar sus propiedad de soltera/o.

Si usted, es una persona joven con perspectivas de casarse, deberá tomar en cuenta que al adquirir su propiedad como soltero/a deberá separar los bienes que ha adquirido antes de su compromiso.

Esto, más que ser un elemento de discordia, representa la solución a muchos problemas e inconvenientes que se suscitan a diario.

El aspecto relacional supone muchas altas y baja, porque están de por medio las emociones, el temperamento, el amor y el interés.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.