Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Sexo dentro del agua, ¿Una buena idea?

sexo dentro del agua una buena idea

Muchas parejas tienen diferentes fantasías sexuales y una de ellas es la de tener sexo bajo el agua. A pesar de no ser muy frecuente en muchas personas, esta fantasía se debe a que se desea vivir una experiencia más relajada y sin mucho esfuerzo físico, a comparación de una cama. En muchas películas se ha visto este tipo de escenas, lo cual resulta totalmente tentativo de imitarlo en la realidad, sin embargo, muchas personas desconocen los contras que pueden existir al tener esta actividad en el agua. Tener sexo en este lugar por más placentero que pueda parecer, presenta algunos riesgos que deberías conocer a continuación:

Exposición a infecciones

Si estás planeando ir a la playa, a un club con piscina o tener un paseo por el bosque cerca de un río, cualquiera de estos lugares pueden ser peligrosos si se desea tener sexo bajo el agua. Más que un consejo, es una advertencia de expertos médicos, quienes indican que tener relaciones sexuales en estos lugares mencionados puede provocar la entrada de bacterias y llegar a causar infecciones urinarias, tanto en el hombre como en la mujer. Solo es cuestión de pensar en la cantidad de gérmenes que puede contener una playa o un río, que provienen de diferentes lugares desconocidos. En el caso del agua de la piscina es aún más riesgoso, ya que si el agua tiene poco o mucho cloro, se pueden llegar a contraer hongos en la piel, incluso en las partes íntimas de las personas.

Dolor

Quizás esta parte no te la puedes llegar a imaginar, pero si planeas tener relaciones bajo el agua, podrías llegar a arrepentirte de haber tomado esa decisión. Existe el error de que al estar en el agua puede existir mayor lubricación, sin embargo, lo único que hace este elemento es resecar la piel y causar irritación después del acto sexual, ya que el agua elimina la lubricación natural. El dolor suele ser más para el hombre que para la mujer, y puede pasar varios minutos intentando reducir el dolor por irritación.

ETS y embarazo no deseado

Al usar protección bajo el agua, el latex tampoco cubrirá por completo la lubricación de las partes íntimas de ambas personas, por lo cual el preservativo está expuesto a ser roto con mayor facilidad. Si la situación es un encuentro casual en el cual se deba usar preservativo, existe el riesgo de contraer enfermedades de transmisión sexual (ETS), por la misma razón de que el preservativo puede dejar de cumplir la función de proteger. Otro riesgo es el embarazo no deseado. Existe un mito de que bajo el agua es más fácil de que los espermatozoides mueran y se distribuyan por todo el agua, sin embargo, son estos quienes ingresan con mayor rapidez al sistema reproductivo de la mujer y llegar a contraer un embarazo no deseado.

Accidentes

Esta parte ya no tiene que ver mucho con el tema del acto sexual, sino más bien, a estar expuestos a accidentes fuera o dentro del agua antes, durante o después de las relaciones sexuales. Si el lugar es una piscina, tener en cuenta de que hay partes alrededor que puedan causar un resbalo y caer de manera brusca al agua. De igual manera, considerar el peligro a un ahogo, especialmente en las playas. Muchas veces se cree que porque una playa es tranquila no hay peligro, sin embargo, la misma fuerza de los cuerpos de las personas puede hacer que pueda haber un ahogo bajo el agua, y más si se planea tener sexo oral. Siempre es bueno considerar los peligros físicos antes de proceder con alguna actividad, ya que el lugar por más tranquilo que pueda parecer, puede tener sus contras.

Multas

Quizás esta sea una de las partes más vergonzosas si descubren que dos personas están teniendo relaciones sexuales en un lugar público. En muchos lugares está prohibido hacer este tipo de actividades públicamente, y más si es en presencia de menores de edad o adultos mayores. Por lo general, estos casos suceden con frecuencia en los clubs de centros recreacionales, donde cualquier persona que vea este acto no dudará en realizar su queja a los encargados de lugar y multar a las personas que han cometido ese delito público. No existe nada más desagradable que te borren la sonrisa después de haber tenido un mágico encuentro bajo el agua, y más aún si tiene que ver con la policía.

Acostumbrarse

Si a pesar de tener los conocimientos de los riesgos de salud por tener relaciones sexuales bajo el agua se sigue realizando, lo más recomendable será tener un chequeo. Muchas personas al acostumbrarse a algo riesgoso, se olvidan de las posibles consecuencias que podrían provenir de los mismos actos. Si se trata de personas en constantes aventuras y experiencias, lo mejor que podrán hacer es asistir a un médico de confianza cada cierto tiempo para verificar si existe algún tipo de problema respecto a los órganos sexuales. Lo peor que se puede hacer es acostumbrarse sin ser precavidos.

Todas las fantasías sexuales son válidas siempre y cuando se evalúe cada una de las características que pongan en riesgo la vida y salud de una persona. Tener sexo bajo el agua es mejor cuando se realiza en un lugar privado como un jacuzzi o una piscina privada, pero siempre con la debida protección si se trata de un encuentro casual.

Déjanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.