Estos son todos los problemas que provoca la falta de deseo sexual

Todos sabemos de los beneficios y propiedades de mantener relaciones sexuales activamente. Y es que, nuestro sistema se llena anímicamente, la salud tanto física como mental mejora, se reanima muchísimo la vida amorosa en una relación, entre otras cosas.

problemas-de-sexualidad

Sin embargo ¿Qué pasa cuando no se desea a la pareja con el mismo erotismo de antes?  O en el peor de los casos cuando no se desea por nada del mundo mantener intimidad en la relación. Las causas de este problema son muy difíciles de establecer, sin embargo, diversos especialistas han tratado de identificar un diagnóstico claro sobre ello, pese a lo dificultoso del asunto.

El problema de deseo sexual cada vez se ha vuelto más frecuente en la población que hasta la actualidad se han determinado que afectan entre 22% y 51% en las mujeres , en tanto a los hombres afecta entre el 10% y 15% de ellos. Una cifra muy alarmante si hablamos que los problemas de insatisfacción erótica empiezan a presentar efectos negativos dentro de la relación.

Uno de los síntomas más frecuentes entre las personas que presentan este problema, es que suelen formular excusas  para evitar cualquier contacto íntimo con su pareja. Casi nunca se acuestan con su pareja al mismo tiempo, siempre tienen una excusa para que su compañero o compañera vaya primero a la cama como: lavar los platos, recoger la mesa, ver un programa de televisión interesante, un trabajo de ultimo minutos, etcétera.

En la mayoría de ocasiones son esas escapadas las que los hace sentirse culpables por no tener el mismo deseo sexual de su pareja de mantener relaciones coitales, con el tiempo aumentan los nervios de ser descubierta o descubierto, ya que este síntoma puede causar en la pareja un símbolo de rechazo o desamor, inclusive de infidelidad.

problemas-de-sexualidad-9

Asimismo, mantener relaciones sexuales con un deseo sexual inhibido, carente de sentimientos puede generar una relación sexual totalmente desagradable, incluso un castigo horrible del cual se empieza a tener pavor. Este problema puede generalizarse al grado de no querer mantener ningún tipo de interés erótico hacia ninguna persona, ni circunstancia, no obstante, la persona puede obtener ese tipo de placeres cuando se automasturba.

En la mayoría de los casos, más que falta de deseo sexual, puede simplemente existir una discrepancia en los niveles de interés sexual entre la pareja, es decir, que no poseen el mismo interés erótico dentro del límite de lo común.

Pese a la gravedad de este problema, este es muy común. La causa más frecuente en este problema es el alto grado de estrés que puede sufrir el individuo con el hogar, el trabajo, los hijos, los pagos, etcétera; donde es  menos el disfrute sexual y la relación íntima de la pareja.

Conductas específicas por la falta de interés sexual

problemas-de-sexualidad-8

  • Se evita con frecuencia las propuestas de actividad erótica y sexual que propone nuestra pareja, por ejemplo con las típicas expresiones: “No, ahora no tengo ganas”, “Es que estoy muy cansado” o “Mejor otro día, cariño”.
  • Disminuye de sobremanera la iniciativa para proponer actividades sexuales con la pareja. Es decir, no hay interés mínimo en dar la iniciativa para una relación sexual.
  • Se esquiva las situaciones en que sabes que la pareja puede proponer un encuentro sexual, como acostarse cuando ya se encuentra dormida o dormido, llenar el tiempo libre en actividades secundarias para impedir los momentos de intimidad con tu amante.
  • Te das cuenta de que el sexo está casi ausente de tus preferencias y que raras veces aparecen en tus pensamientos, a no ser que alguien saque el tema de improviso. Es en ese momento que puede decir que el sexo no es importante para ti.

Esta dificultad lleva muchísimos nombres sinónimos, entre las más comunes tenemos a Inhibición del Deseo Sexual (IDS), inapetencia sexual, deseo sexual hipoactivo, falta de deseo erótico, falta de libido, bajo deseo sexual, falta de erotismo. Todo ello encierra que la persona no siente ningún interés sexual por mantener contacto erótico y principalmente el coito con su esposo o esposa.

Y es que, el deseo erótico en el ser humano es demasiado complejo, por lo que su inhibición se puede deber a indeterminables causas, sin embargo, aquí te seleccionamos los principales factores que producen la falta de deseo sexual en una persona.

Algunas causas de la inhibición del deseo erótico

problemas-de-sexualidad-3

 

  • En muchas ocasiones se debe al estilo de vida que lleva la persona, por ejemplo: el estrés, el cansancio, la sobrecarga de obligaciones tanto laborales, personales o familiares, pueden desencadenar la falta del deseo sexual.
  • Otra de las causas es la falta de testosterona ya que el 70% de los casos de pacientes que sufren falta de deseo sexual, son a causa de la falta de testosterona, al contrario de la creencia generalizada, que consideraba como principal causa el factor psicológico.
  • También puede deberse a las crisis personales o familiares que puedas estar pasando, por ejemplo la muerte de algún familiar (duelo), problemas personales como inseguridad, enfermedades de todo tipo, pueden influir muchísimo en la inhibición del deseo.
  • Otro de los motivos puede ser cuando las relaciones pasadas no han sido placenteras y se haya adquirido ese patrón, es decir, se ha vivido siempre con la insatisfacción, lo cual, lógicamente influirá en el deseo personal.
  • Asimismo, los factores físicos como las enfermedades, problemas orgánicos, efecto de algunos medicamentos, etcétera; los cuales su suministro o padecimiento sean grandes influyentes del bajo deseo erótico personal.
  • De igual forma, una mala relación de pareja o enfermiza, tiene mucho que ver con el deseo. Y es que, si uno de los miembros de la pareja siente que ya no hay relaciones sexuales, ya no siente atracción por su pareja o hay algún distanciamiento emocional, este puede ser el desencadenante de una disminución del deseo.
  • Los problemas en la relación, las discusiones continuas, los enfados y las riñas pueden afectar, de igual manera, el deseo sexual.
  • La rutina, es decir, realizar las mismas tareas todos los días o tener sexo con las mismas posiciones sexuales acaban con la sorpresa, el deseo y la excitación.

Pese a todas las causas mencionadas existen una infinidad de ellas que pueden causar la inhibición del deseo erótico. Al igual que sucede en otros trastornos, al no ser tratado puede empeorar muchísimo con el tiempo y llegar afectar la relación seriamente.

Problemas frecuentes que provoca la falta de deseo sexual

problemas-de-sexualidad-1

  • Tener deseo sexo aumenta nuestra autoestima. En caso contrario, la falta de ello puede hacer que pongamos en dudas la percepción que tenemos sobre nosotros mismos.
  • Las relaciones sexuales satisfactorias aumentan la longevidad y hasta nos hacen bajar de peso. Cuando se pierde eso nuestro organismo lo siente.
  • Los orgasmos generan oxitocina, una hormona que provoca relajación y elimina el estrés. Cuando no tenemos deseo sexual no podemos producir el orgasmo o a eyacular, por ello, nos sentimos más estresados y hasta podemos llegar a dormir mal.
  • El sentirnos no deseados, debido a la abstinencia sexual, puede llevar a que nos descuidemos, disminuyamos la actividad física o comamos peor. Esto no es saludable para nosotros y podría derivar en sobre peso o enfermedades derivadas.
  • Trastornos hormonales en el período de transición a la menopausia y en la menopausia.
  • La irritabilidad. Entre más días se acumulen en tu calendario sin sexo más probabilidad tienes de explotar en un grito cuando algo te moleste o de matar con la mirada a tu compañerito insoportable. Estamos más estresadas y por lo tanto más irritables.
  • El sudor que producimos en un encuentro sexual ayuda a limpiar la piel del rostro. Además libera mucho estrés manteniendo los poros limpios y sin imperfecciones. Por el contrario, empezar a brotarte acné.

Tratamiento para la falta de deseo erótico

En l actualidad no existe ningún tratamiento posible que sea válido y efectivo para ayudar a curar este mal. Lo que si se recomienda es acudir a un experto que pueda orientar a la persona en como sobrellevar este asunto de acuerdo a su experiencia.

problemas-de-sexualidad-4

El especialista llevará a cabo una revisión de la historia clínica que incluya el aspecto médico sexual y social. Dependiendo del tipo de problema, puede hacerse un reconocimiento y extraer una muestra de sangre para analizar los niveles hormonales.

Asimismo la administración de hormonas que mantienen los niveles estables del deseo sexual, como la reducción de los efectos secundarios por este problema asociados a una administración de inyecciones ocasionalmente.

Si es un factor sicológico existen muchas soluciones efectivas, en su gran mayoría incluyen un tratamiento con un sicólogo o sexólogo. Actualmente la terapia ha demostrado ser muy efectivo en estos casos y los resultados son muy favorecedores. Si estás pasando por este problema, lo mejor que puedes hacer es acudir a un especialista, él te ayudará a diagnosticar e porqué de tu mal y a dar un tratamiento debido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.