Todo lo que necesitas saber sobre la masturbación femenina

La masturbación femenina es uno de los temas sobre el cual hay una gran cantidad de mitos, los cuales limitan a la mujer y le prohíben conocer mejor su cuerpo y disfrutar más de su sexualidad.

masturbacion femenina

Al igual que la menstruación, hablar sobre la masturbación es una de esas cosas que las mujer no hacemos. Y es una lástima, porque la información es poder y en este caso, la información nos da el poder sobre nuestro propio placer.

Amarte a ti misma no debería ser un tabú, dominar el arte de la autosatisfacción tendría que ser algo común entre las mujeres, que en un mundo ideal, platicarían sobre el tema sin ponerse rojas como tomate (en el mejor de los casos). Hoy te invitamos a leer algunos datos curiosos sobre la masturbación femenina que seguro te van a sorprender.

El sexo no tiene por qué limitarse a los momentos de intimidad con tu pareja. Tú también puedes conocer el placer en soledad. Explorar tu cuerpo te ayudará a conocerlo mejor y te permitirá disfrutar más aún del sexo en pareja. Si sufres anorgasmia,  la masturbación te puede ayudar a superarla porque te ayudará a conocerte mejor, conocerás sola el orgasmo y  acabarás sabiendo lo que de verdad te provoca placer. Sólo tendrás que dar instrucciones a tu pareja.

En la masturbación femenina es muy importante encontrar el ambiente adecuado. Debes estar sola y segura de que nadie te molestará. Ante todo, no te sientas culpable por experimentar. No olvides que es tu cuerpo.

masturbacion dama

En el arte de la masturbación femenina, los dedos son muy importantes, aunque siempre puedes ayudarte de algún que otro juguete erótico que te facilite la llegada al orgasmo. Los órganos que se estimulan en la masturbación femenina son el clítoris y la vagina.

Todas las mujeres deberían conocer su cuerpo, saber qué les da placer y qué no y cuáles son esos puntos que hacen que se pongan a mil. Para esto solo hay un camino: la masturbación. No solo por el propio placer, sino también para saber guiar a tu pareja sobre tus gustos.

Sin embargo, cuando se pone encima de la mesa el tema de la masturbación, parece que todas nos volvemos tímidas y se impone el silencio. Así lo demuestran diversas encuestas realizadas mundialmente, en donde, el 58% de las mujeres afirmó que nunca habla de ello con sus amigos y que, si ese tema surgiese se sentirían muy incómodas.

Sin embargo, nos ponemos a pensar ¿Por qué nos da tanta vergüenza hablar de ello? ¿Qué hábitos de masturbación tenemos las mujeres que no se puedan contar? ¿Por qué la sociedad solo concibe la masturbación, masculina y la femenina es descartada? Todas estas preguntas te las revelaré en este post, asimismo te mostraré diversos tips para llegar a una masturbación femenina inolvidable.

Datos curiosos

mujer masturbacion

  • Se dice que la masturbación femenina se define como la capacidad que tiene toda mujer de provocarse placer por sí misma a través de la estimulación de sus órganos sexuales o zonas erógenas. Es una forma de liberar el estrés y conocer su cuerpo.
  • Para masturbarse hay que tener creatividad, los especialistas recomiendan usar juguetes sexuales para estimular el clítoris, la vagina o el ano. Incluso, hay juguetes que estimulan todas las áreas al mismo tiempo lo que potencializa el placer.
  • La masturbación femenina deja de ser saludable cuando se convierte en una adicción o cuando se antepone a la intimidad en pareja.
  • Funciona como terapia en casos de anorgasmia, vaginismo (contracción de los músculos vaginales) y retardación del orgasmo, ya que algunos médicos recomiendan la auto estimulación antes de la penetración para que las mujeres vayan conociendo sus genitales y las sensaciones sexuales.
  • El tener pareja no significa que una mujer no practique el auto placer. Uno de los beneficios es que al conocer su cuerpo y sus reacciones sexuales podrá disfrutar más de la estimulación sexual en pareja, y dirigir a su pareja a las estimulaciones que provocan sensaciones sexuales altamente placenteras.

7 formas para masturbarse y llegar al orgasmo deseado

masturbacion mujer

1º forma: La almohada

La simple presión sobre nuestros genitales puede ser muy placentera, sin necesidad de quitarse la ropa ni nada. Son muchas las que, cuando se van a dormir, juegan con la almohada entre las piernas o hacen un «gurruño» con las sábanas o el edredón y luego…a tener dulces sueños.

2º forma: La ducha

Apuntar hacia nuestro clítoris con la manija de la ducha puede ser una de las mejores experiencias de este mundo, no sólo saldrás limpia sino además relajada, Inténtalo. Recuerda la temperatura del agua debe ser templada, ya que el frío hace que se sienta menos porque nos entumece y excesivo calor no es necesario, que no queremos quemarnos.

3º forma: Las manos

Nuestras manos son sabias y curiosas y no hay nada como dejarlas explorar para que nos lleven a la fuente de nuestro placer y vivir un momento totalmente inolvidable. Recuerda ir al ritmo que desees y sobretodo con la forma que creas más placentera.

Los roces con tan sólo dos dedos en la parte superior del clítoris, no directamente sobre él, van a hacer que se desencadene una respuesta de excitación necesaria. El motivo de que sea cerca del clítoris pero no encima es porque muchas veces el contacto directo y continuo va a hacer que esta práctica nos moleste más que otra cosa, pero si a ti te gusta y funciona adelante, no hay problema. Recuerda que aquí no hay normas ni reglas.

Empezar por hacer presión con la palma de la mano para luego dejar que los dedos jueguen con los labios vaginales y el clítoris es otra opción. Ahora presiono, ahora no, ahora me acerco con un dedo, ahora me alejo, ahora me acerco con dos, etc.

4º forma: El punto G

Si introducimos en nuestra vagina los dedos índice y corazón con las yemas hacia arriba y los doblamos en el interior formando un ángulo de 90º podremos palpar la zona donde habita nuestro querido punto G. Masajéalo de arriba hacia abajo y date ese placer inolvidable. Intenta sacarlos dedo y volverlos a meter cuantas veces quieras.

femenina masturbacion

5º forma: El ano

A muchísimas mujeres la estimulación del mismo les produce muchísimo placer (por algo se practica el sexo anal) por lo que no hay que pasarlo por alto. Juguetea con él y descubre si ahí se encuentra uno de los desencadenantes de tu placer.

6º forma: La piel

Hasta ahora nos hemos centrado más en los genitales en sí pero ¿se puede una masturbar sin ellos? ¡Por supuesto! Olvídate de las zonas clasificadas como erógenas y prueba a acariciarte todo tu cuerpo creando tu propio mapa del placer, ya que no a todas les gustan las caricias en los pechos o el cuello, mientras que para otras puede ser su debilidad. Disfruta del tacto en seco, echándote crema o dándote un baño, nunca sabes qué puede pasar cuando llegues a determinadas partes de tu cuerpo.

7º forma: Los pechos

Nunca los olvides ya que pueden ser fuentes de placer sin ninguna duda, de hecho hay mujeres que alcanzan el orgasmo a través de ellos exclusivamente, sin necesidad de emplear ningún elemento más. Da igual si son grandes o pequeños: acarícialos, masajéalos, juega con los pezones y disfruta al máximo.

https://www.youtube.com/watch?v=FmK1FOsVRso

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.